Escenario


Verónica Langer se inspira en la historia de exilio de su familia en “Detrás de mí la noche”

Teatro. La dos veces ganadora a Mejor Actriz en los Premios Ariel convierte en monólogo los acontecimientos cercanos después la Segunda Guerra Mundial

Verónica Langer se inspira en la historia de exilio de su familia en “Detrás de mí la noche” | La Crónica de Hoy

Foto: (Cortesía Michelle Hallt) El reestreno del montaje se presenta en el foro La Gruta en Centro Cultural Helénico hasta el 10 de agosto.

La actriz Verónica Langer protagoniza el monólogo Detrás de mí la noche, donde cuenta cómo su familia fue exiliada después de la Segunda Guerra Mundial. Normalmente, leemos los hechos históricos como algo lejano, pero en su caso y en el de millones de personas son sucesos que marcaron su vida de manera irreversible. En su caso, sus familiares huyeron de Europa y vivieron una travesía por América hasta que llegaron a México.  

El texto escrito por Noé Morales Muñoz y la ganadora del Ariel por Mejor Actriz en 1993 y 2017, “se inspira en la historia de mi familia, no sé si particular, pero es la historia de mis padres que tuvieron que salir de Europa tras todos los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial, es una historia de exilio, de inmigración”, describió Langer en entrevista con Crónica Escenario

“Mis padres fueron a España y se vino la Guerra Civil Española, de ahí a Argentina y después nos tuvimos que venir a México, también de exiliados, ha sido andar de aquí para allá durante muchos años y a raíz de todo esto, ocurrieron ciertas experiencias traumáticas. Algunas cosas que no se contaron, que no se dijeron y en algún momento me puse a investigar sobre todo esto y encontré muchas historias de mi propia familia que no conocía”, destacó. 

El unipersonal oscila entre lo real y lo ficticio, toma recursos de teatro documental para viajar entre el pasado y presente, los choques culturales que indudablemente tuvieron de un lugar a otro. “Se me ocurrió que con esta historia se podía hacer una obra de teatro, me pareció importante no olvidar a ciertos personajes, momentos y circunstancias. Fuimos entre los dos (Noé Morales y ella) hilvanando la obra y hasta que estuvo escrita”. 

Sobre el exilio piensa que “es un tema universal, es la historia del ser humano. En todas las familias es como una condición por diferentes circunstancias, a veces por la violencia, la gente se tiene que ir de sus lugares, como es el caso de mis padres. ¿Cómo me sentí? Realmente, fue un proceso muy interesante, tenía una intensa necesidad de conocer, de saber más; saber, hasta dónde se pudiera, cómo era, cómo vivían, qué dejaron, qué gente murió, quién sobrevivió”, dijo.

Data que su familia materna era judía y “entonces, a nosotros nos educaron sin ninguna religión, yo pensaba que mi familia había sobrevivido y ahora resulta que no, varios integrantes se murieron en los campos de concentración, otros en combate en Yugoslavia y cada vez me sigo enterando de más cosas. Es muy interesante porque es una obra que se sigue construyendo para esta temporada, hemos agregado datos que no tenía y ha sido un proceso de autoconocimiento y de reconocer la importancia de saber tus orígenes”. 

“Algo cambió en mí, es como un viaje en el que vas, no diría que, cerrando un ciclo, porque es algo que se va renovando y te va alimentando, todo esto y te hace un ser humano. En fin, cosas del ser humano que nunca voy a entender. Cosas tan horripilantes como fue el nazismo, los crímenes de odio, la violencia en diferentes niveles, siguen siendo cosa de todos los días”, finalizó. 

El reestreno del montaje se presenta en el foro La Gruta en Centro Cultural Helénico hasta el 10 de agosto, todos los lunes y martes a las 20 horas. El costo del boleto es de $260, las localidades pueden adquirirse en la taquilla del Centro Cultural Helénico.

Comentarios:

Destacado:

+ -