Nacional


TEPJF: de los enojos entre magistrados al uso de polígrafo para dar con “las borregas”

El ánimo y cohesión interna en el TEPJF no están en su mejor momento, justo cuando nos encaminamos “a la elección más grande de la historia”. Al interior del Tribunal, un grupo con poca experiencia en lo electoral, pero mucha en seguridad nacional, se convierte en un factor de peso

TEPJF: de los enojos entre magistrados al uso de polígrafo para dar con “las borregas” | La Crónica de Hoy

Una idea fue expuesta en la presidencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y su repercusión fue grave, pues terminó por separar más a magistrados de quien los preside: lo que se propuso desde el círculo cercano al magistrado José Luis Vargas fue utilizar el polígrafo para dar con quienes filtren temas controversiales a la prensa. “Dar con las borregas”, como se dice en el mundo policial respecto a encontrar a los soplones.

La idea, peregrina en el ámbito civil, tiene una explicación. El magistrado José Luis Vargas ha nombrado personal proveniente de los organismos de seguridad pública y seguridad nacional en los tiempos del defenestrado Genaro García Luna, incluyendo a quienes operaron los conejos de seguridad nacionales bajo la presidencia de Felipe Calderón.

Los magistrados, por supuesto, no fueron candidatos a pasar por el polígrafo, pero sí el personal que les brinda diversos servicios de oficina. El asunto tiene cierta lógica pensando en el CISEN y la SSP de los tiempos de Calderón.

Jéssica Duque, prominente Coordinadora General de Asesores de la Presidencia del Tribunal, cumplió un año ya en el organismo electoral, con paso por diversas áreas de la Secretaría de Gobernación, aunque la que destaca más es su presencia como Secretaria Técnica del Consejo de Seguridad Nacional. Su colaborador de aquellos años, Hugo Talancón, también está actualmente en el tribunal, formando parte del grupo de Expertos en Transparencia Electoral.

En ese equipo de trabajo, la lógica de encontrar a los soplones a toda costa condujo a pensar en el uso del polígrafo ante filtraciones en las que el presidente del tribunal ha sido un personaje central. Por lo demás, las medidas extremas para contener filtraciones parecen un tanto anacrónicas, sacadas justamente de los  manuales del CISEN, pues los casos más recientes se han difundido a través de twitter y no como anónimos, sino que los propios magistrados, por ejemplo, mostraron abierta y públicamente su inconformidad ante difusiones oficiales de la oficina de comunicación social del TEPJF contra la Judicatura Federal.

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -