Cultura


Llega el “Andar de pata de perro” al Centro Cultural España

La obra de teatro se transmitirá de manera virtual este jueves 5 de agosto a las 12:00 horas

Llega el “Andar de pata de perro” al Centro Cultural España  | La Crónica de Hoy

La obra “Andar de pata de perro” de Astillero Teatro se presentará de manera virtual a través de las redes sociales del Centro Cultural España de México el jueves 5 de agosto a las 12:00 horas.

“Es una historia que lleva como protagonista a un perro callejero de nombre Strudel, que a través de sus peripecias vemos muchas facetas, desde la empatía que un ser indefenso y solo despierta, hasta la crueldad e indiferencia, sin embargo a pesar de lo difícil de su entorno, el can va encontrando diversos aliados que le devuelven parte de su confianza hasta que se topa con un viejo cuidador en un albergue y descubren que tienen en común la soledad, la capacidad de sobreponerse a la adversidad y el valor de la amistad” dice María Teresa Adalid, Directora General de Astillero.

El tema de la inclusión y discriminación también se plantea pues Strudel es un canino con capacidades diferentes que se convierte en la estrella principal del circo “Supersonicus”.

“Vamos intercalando la historia con diversos números circenses. Los niños forman parte fundamental en su camino pues son quienes ven el potencial del perro para brillar en un escenario, por eso crean y hacen del circo un espacio de convivencia y entrañable amistad donde Strudel finalmente siente que pertenece y es aceptado por su manada”, comenta.

El proyecto se desarrolló con el apoyo de la convocatoria Espacios Escénicos Independientes en Resiliencia de la Secretaría de Cultura, el INBA y el Centro Cultural Helénico con motivo de apoyar a recintos y compañías de teatro durante la contingencia sanitaria. Astillero participó junto a Casa de Arte Tlaixco de Milpa Alta.

“Es la primera obra que hicimos pensada para medios digitales y también la primera vez que todos los integrantes, Oswaldo Valdovinos, Itzel Casas, Daniel Vázquez y yo participamos en la elaboración de la dramaturgia porque así lo solicitaba la convocatoria, teníamos que ponernos de acuerdo para seguir la secuencia y que hubiera congruencia con lo que ocurría al protagonista”.

Añade que parte del texto son vivencias personales. “Como parte de nuestro trabajo acudimos con frecuencia a zonas marginales, muchas de esas imágenes, están presentes en mi cabeza y fue lo que pensé al situar el entorno e inicio de Strudel, Daniel por su parte, conoce muy bien los refugios pues su tía tiene uno en Puebla y Oswaldo e Itzel tienen experiencia con animales de la calle, aunado a otras vivencias que hemos experimentado en conjunto con gente prepotente como unos musculosos que un día nos encontramos en un parque alguna vez que estábamos ensayando, aquí los retratamos como motociclistas y también es divertido tener esas anécdotas para la dramaturgia”.

Otro reto, dice, fue llevar el teatro al formato digital “los colores no son los mismos en pantalla, no se perciben bien los detalles escenográficos y la codirección se hizo a distancia” finaliza.

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado: