Opinión


La Esquina

Al avalar el uso lúdico de la mariguana, la Suprema Corte acaba con un siglo de prohibición de la yerba. Ahora lo conducente es que el Congreso regule su uso y distribución, de forma tal que se protejan tanto la salud de la población, como las libertades. Es hora de acabar con el limbo jurídico y tomar el asunto en serio.

La Esquina | La Crónica de Hoy

Al avalar el uso lúdico de la mariguana, la Suprema Corte acaba con un siglo de prohibición de la yerba. Ahora lo conducente es que el Congreso regule su uso y distribución, de forma tal que se protejan tanto la salud de la población, como las libertades. Es hora de acabar con el limbo jurídico y tomar el asunto en serio.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -