Opinión


Joe Biden en 10 viñetas (primera parte)

Joe Biden en 10 viñetas (primera parte) | La Crónica de Hoy

Comparto esta semana  mis notas y comentarios a la lectura del libro Joe Biden, una nueva era, del periodista estadounidense Evan Osnos, traducido y publicado al español por la editorial Península. 

 

Este retrato de Joe Biden esboza algunos  episodios fundamentales en la vida política y personal  del 46 presidente de los Estados Unidos. Desde su larga etapa como senador que se prolongó por más de  tres décadas, sus ocho años como vicepresidente en el gobierno de Barack Obama, su distanciamiento de Hillary Clinton en la campaña de 2016, y finalmente su postulación a la presidencia y su campaña electoral desplegada en plena pandemia.  

 

1

 

Un dato que habrá de ser revisado y tomado en cuenta por los estrategas electorales, imagólogos, mercadólogos del voto, y asesores de campaña en todo el mundo es que la campaña de Joe Biden se realizó fundamentalmente desde las casas y los escritorios de sus colaboradores confinados en casa por la pandemia. Su triunfo es también el triunfo del “home office”. Dos mil 300 empleados constituyeron el núcleo principal  de un equipo de campaña que contribuyó –la  mayor parte del tiempo desde casa– al triunfo de su candidato.

 

2

 

            En los más de  30 años que se reeligió como Senador por el estado de  Delaware –entre 1973 y 2009–- Joe Biden no acumuló una fortuna cuantiosa. Se le tenía por uno de los senadores menos acaudalados. Cuando su madre enviudó tuvo que conseguir prestado con sus hermanos para hacer algunas modificaciones en su residencia a fin de ella pudiera vivir cerca de él. Sin embargo, tras dejar la vicepresidencia del país que ocupó por ocho años, ingresó más de 15 millones de dólares  en apenas dos años por ofrecer discursos y conferencias pagadas, y a resultas también de diversos contratos editoriales. 

 

3

El 12 de febrero de 1988, a los 45 años de edad, mientras trabaja en la fallida campaña presidencial del demócrata  Michael Dukakis –a la postre ampliamente derrotado por George Bush padre– Biden sufrió un aneurisma cerebral que lo puso al borde de la muerte. Pasó tres meses en el hospital, se enfrentó a varias cirugías del cerebro, recibió fisioterapias para volver a caminar y para volver a hablar, y al cabo de siete meses estaba recuperado. Regresó entonces a  ocupar su escaño como presidente del Comité Judicial del Senado. 

4

Joe Biden se convierte a los 78 años en  el presidente de los Estados Unidos de mayor edad al tomar posesión del cargo. Donald Trump ostentaba este título al haber jurado la presencia con 70 años de edad.

5

            La reciente campaña electoral y los resultados de las elecciones presidenciales en Estados Unidos demuestran que no hay una correlación  directa y lineal entre seguidores en redes sociales y votos en las urnas. Trump tenía 114 millones de seguidores en Twitter y Facebook, por tan sólo 10 millones de Biden, y no obstante fue derrotado. 

6

Anticipándose al argumento del fraude electoral que habría de esgrimir, en 2019 Trump nombró a un director nacional del servicio postal de su entera confianza, quien se encargó de operar recortes presupuestales enormes en la red postal del país, como una manera de cuestionar la seguridad del voto por correo y de ponerle piedras al recuento de los votos emitidos por esta vía. Al final, como sabemos, fallaron ésta y otras estrategias para deslegitimar la elección. 

 

7

 

En uno de los primeros actos que Joe Biden organizó para recaudar fondos en Nueva York, prometió no “satanizar” a los ricos y dijo que  “nada cambiaría de forma sustancial”, como una manera de moverse al centro político del debate  y de desmarcarse de las tendencias más radicales encabezadas por Bernie Sanders y sus seguidores. Los estrategas republicanos, encargados  de las campañas sucias en redes sociales, sacaron de contexto la frase y  diseñaron con  ella un poster falso a la manera del icónico cartel a tres tintas que presenta el rostro de Obama y la palabra “hope” (esperanza), y lo cambiaron por el rostro de  Biden y la frase “nothing will fundamentally change”. Las malas artes en la política son un asunto universal. 

 

8

Según uno de los principales colaboradores de Bernie Sanders cuando Biden recién obtuvo la nominación demócrata a la presidencia llamó a su más cercano  rival para pedirle su apoyo a cambio de una promesa: “Quiero ser el presidente más progresista desde Franklin D. Roosevelt”.

 

9

El hijo mayor de Joe Biden,  Joseph Robinette (Beau) Biden III, murió de cáncer cerebral en 2015. Tenía apenas 46 años de edad y se desempeñaba como Procurador General de Justicia del estado de Delaware.

 

10

            Joe Biden es el primer candidato presidencial del Partido Demócrata, desde Walter en 1984, que no tiene un título de una las universidades incluidas en la “Ivy League”, es decir, las ocho universidades de élite en Estados Unidos: Harvard, Yale, Princeton, Columbia, Cornell, Brown, Pensilvania y Dartmouth. Es licenciado en ciencias políticas por la Universidad de Delaware.

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES


LO MÁS LEÍDO

+ -