Escenario


Bolita, por favor: “Para que YouTube no eduque a nuestros hijos”

Entrevista. La obra infantil reflexiona sobre la recuperación de espacios públicos para los niños e invita al espectador a hacer un ejercicio de conciencia

Bolita, por favor: “Para que YouTube no eduque a nuestros hijos” | La Crónica de Hoy

Especial

Bolita, por favor, es una obra infantil en la que los niños alzan la voz por el respeto a los espacios para jugar: “La historia se cuenta desde un tono divertido que implica elementos de comedia; planteamos el problema de la depredación urbanística, la corrupción de este modelo de negocios que suele priorizar las ganancias sobre el bienestar”, declaró en entrevista con Crónica Escenario, el actor Fernando Bonilla.

Se trata de una pieza teatral en la que el propósito es hablar de la pérdida de lugares de esparcimiento para niñas, niños y adolescentes; derivado del descontrolado crecimiento urbano. Al mismo tiempo, busca invitar a los espectadores más jóvenes a despertar su sentido crítico y de reflexión, para defender las causas justas por un bien común.

“Ahora en estos tiempos pandémicos, ha surgido esto como una necesidad de que los niños jueguen, hemos visto que, en un año de estar todo mundo encerrado, la infancia ha sufrido esta ausencia y no es ninguna tontería, es parte importante del desarrollo humano y nosotros debemos pensar cómo garantizar un espacio recreativo, ahora lo encontramos a través del arte”, compartió.

La producción corrió a cargo de la compañía Puño de Tierra, la cual ha debido adaptarse a la nueva normalidad, buscando un espacio al aire libre, que llevará a las familias por este viaje todos los domingos del 11 de abril al 27 de junio, en la Plaza de la Danza del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

Bolita, por favor relata la historia de cuatro niñas que ven clausurado el parque donde acostumbran jugar béisbol y que, en su lugar, encuentran la construcción de un centro comercial. Al verse encerradas en su edificio y rodeadas de normas de convivencia que les prohíben correr o gritar, deciden dar la batalla para recuperar su parque.

Una historia que rescata no sólo la reconstrucción de dichos espacios, sino el contenido de manera general para los menores: “Muchas veces la infancia queda de lado, ya se acabaron los catálogos de películas en las distintas plataformas y es buen momento para regresar a los teatros y poder ver historias que generan una conciencia, no debemos dejar que una pantalla eduque a nuestros hijos, se pasan horas viendo contenido basura en YouTube, es gente sin talento y no aportan nada, y es aterrador cómo esos contenidos son exitosos entre los niños”, criticó.

Ante el ávido momento de darle algo más a la sociedad, Bonilla explora el teatro desde una manera más humana y con la finalidad de poder crear tiempos productivos y generar una necesidad en la infancia de exigencia hacia lo que quieren ver.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -