Academia


Variantes del SARS-CoV-2 no significa que esté mutando, dice Susana López

Se observa un aumento de las poblaciones porque la pandemia se ve en tiempo real, con lupa, como nunca antes, dice la viróloga en nuevo ciclo de El Colegio Nacional

Variantes del SARS-CoV-2 no significa que esté mutando, dice Susana López | La Crónica de Hoy

Se desconoce qué variantes detectadas en el mundo persistirán, no obstante, se estudia su sensibilidad a anticuerpos de las vacunas.

En 1970, el Premio Nobel de Medicina Jacques Monod publicó libro “Azar y necesidad”, en el que divulgaba avances y teorías de la moderna biología molecular que se había desarrollado hasta entonces, como el descubrimiento de la estructura del ADN. El texto exponía su hipótesis sobre el origen de la vida en la Tierra, que señala que se había originado por una cuestión del azar, como la consecuencia de una convergencia de elementos químicos y condiciones propicias improbables que surgieron sólo en el planeta. También refiere cómo se habría desarrollado la vida por “necesidad”: una vez formados los primeros aminoácidos, la evolución de ésta a entes y organismos cada vez más complejos fue una consecuencia inevitable. 

Para conmemorar la publicación de esta obra, El Colegio Nacional lleva a cabo el ciclo "El azar y la necesidad: 50 años después" a lo largo del 2021, el cual se inscribe en el marco de cooperación institucional con la ANUIES. El encuentro, que tuvo su primer sesión el lunes, es coordinado por Pablo Rudomin, investigador emérito del Cinvestav y Premio Crónica. 

El ciclo reflexionará en torno a la filosofía natural de la biología moderna y en su primera sesión se dedicó a temas como el origen y evolución del universo, la evolución y homeostasis, así como los virus.

Es en este último tema donde Susana López, investigadora de la UNAM y electa el año pasado como miembro de El Colegio Nacional, refirió que Monod estaría fascinado por ver cómo los virus y la actual pandemia apoyarían su teoría del azar y la necesidad.

La investigadora del Instituto de Biotecnología de la UNAM señaló que las ventajas de selección de los virus, sus cambios al azar, adaptación a distintas condiciones naturales y su necesidad, permiten a las poblaciones virales subsistir. “Un ejemplo es el SARS-CoV-2, un virus que tiene 30 mil bases y un genoma de RNA de cadena sencilla. Lo que vemos por una parte es una epidemia en tiempo real como nunca antes la habíamos visto y, por otra, cómo estamos utilizando toda la infraestructura de secuencia que se ha amplificado en este tiempo”. 

La científica añadió que se han realizado cientos de miles de secuenciaciones de poblaciones del virus en todo el mundo, lo cual “nos causa grandes problemas psicológicos más que reales”. Explicó que se tiene una capacidad de secuencia tan grande que genera información sobre sus cambios entre poblaciones que aún no saben qué significan, es decir, no quiere decir que las nuevas variantes estén mutando y contagiando a más población humana o que las vacunas desarrolladas no serán eficaces contra éstas. 

“La realidad es que estamos viendo es un sobrecrecimiento de ciertas poblaciones, pero no sabemos si tiene que ver con una mayor transmisión o si las estamos observado desde muy cerca”. 

López Charretón puntualizó que esas variaciones poblacionales no podrían haberse hecho inmunes a las vacunas por selección, para lo cual faltaría mucho tiempo. Enfatizó que no hay por qué alarmarse de escuchar sobre nuevas variantes, como la inglesa, puesto que más bien los científicos están viendo con una lupa enorme lo que antes no. “Esta variabilidad existe todo el tiempo y se han utilizado vacunas contra muchos virus, sin embargo, ahora hay millones de personas enfermas y seguimos los virus en tiempo real; no sabemos si esos cambios son siquiera seleccionados o serían al azar”. 

Agregó que hay otras variantes como la de Sudáfrica, la de Japón y más y aunque las personas piensan “que está mutando y nos van a acabar”, lo cierto es que es común que ocurran esas variantes. “No sabemos cuáles van a persistir, pero por lo pronto lo que sí se ha hecho es probar que estas variantes son sensibles a los anticuerpos de las vacunas”. 

Para tranquilizarse, enfatizó, muchas de las vacunas que se hacen están muy fácilmente diseñadas y se pueden cambiar rápido y variar nucleótidos para hacer vacunas diferentes. "No hay duda de que Monod estaría muy contento de lo que aprendemos de esta variación a nivel poblacional”.

UN CICLO PARA LA REFLEXIÓN.

Por su parte, Pablo Rudomin recordó que el libro de Monod tuvo mucho impacto y cuenta con conceptos que presentó con el conocimiento científico disponible de entonces. “Algunos persisten, pero otros deben ser revisados”.

Recordó que el científico considera que una invariante biológica fundamental es el ADN y que las bases estructurales de la invariancia replicativa de éste, sin duda constituye uno de los descubrimientos más fundamentales de la biología. “Esto es algo que se verá a lo largo del ciclo, puesto que el ADN nos ha hecho cambiar incluso nuestra filosofía respecto del hombre en el universo”. 

El investigador del Cinvestav reflexionó sobre las posibilidades que tiene el hombre en la actualidad de editar el genoma empaquetado en el ADN, algo que podría dirigir la evolución de nuestra propia especie, “algo sin precedentes en la historia de la vida en la Tierra, que escapa de nuestra comprensión y nos enfrenta a una pregunta imposible, pero esencial, ¿qué decidirá hacer con este extraordinario poder una especie caprichosa cuyos miembros no pueden ponerse de acuerdo en prácticamente nada? Algunas de esas cuestiones serán abordadas en el ciclo”.

Pero el encuentro que conmemora la publicación de “Azar y necesidad”, acotó, también buscará mostrar a la audiencia y al país la forma en que el conocimiento adquirido en este medio siglo ha contribuido a crear una sociedad más justa y respetuosa con su entorno biológico del cual formamos parte. “Si me es permitido soñar, vivir en un país en el que las grandes decisiones políticas y económicas se basen en la evidencia científica y en el que la educación sea el elemento clave para lidiar con los retos que debemos afrontar como sociedad, es un sueño que vale la pena perseguir”.

 

 

Comentarios:

Destacado:

+ -