Nacional


Un presidente telúrico

Un texto de nuestro colaborador

Un presidente telúrico | La Crónica de Hoy

LIC. OLGA SÁNCHEZ CORDERO,

SECRETARIA DE GOBERNACIÓN:

El mundo es un lugar peligroso,

no por los que hacen el mal,

sino por los que no lo evitan

Albert Einstein

CIUDAD DE MÉXICO.- Seguramente usted recuerda el sismo de 1985 que sacudió a México.

En ese entonces, la placa tectónica  de Cocos se hundió bajo la placa de Norteamérica y  generó una energía equivalente a más mil cien bombas atómicas.

Dos minutos y medio bastaron para provocar daños insolitos al entonces Distrito Federal y varias poblaciones más de la costa del Pacífico. Los sismólogos, conocen las placas tectónicas, pero nunca saben el momento en que ocurra un terremoto. Ni su magnitud. Ni su epicentro.

Algo así ocurre en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador: todas y cada una de sus telúricas decisiones actuales fueron anunciadas durante su campaña electoral, pero ni el politólogo más avezado pudo calcular que en el prometido cambio de régimen no cabrían las  negociaciones ni los consensos.

            Con todo, ahí va en marcha la visión unipersonal del proyecto de país contenido en la Cuarta Transformación, provocando un temblor leve por aquí, un sismo regular magnitud por allá. Lo que no consideró el presidente fue que los sismos no causa de las placas tectónicas que chocan bajo su mando, sino también de otras sobre las que no tiene ningún control.

            En esas condiciones -el momento menos adecuado- nos llegó el Covid-19.., un verdadero terremoto de salud pública que atacó en el momento menos adecuado, cuando apenas nacía el INSABI estaba (y está) sin reglas de operación y la economía nacional tenía crecimiento cero.

A todos los países les ha ido mal con el COVID, pero a México peor porque ninguna respuesta estuvo a la altura para evitar 90 mil muertos (y contando), así como la peor crisis económica del último siglo. Nos referimos al repertorio presidencial, porque es de todos sabido que los secretarios están de florero y sólo se hace lo que él ordena.

El país no ha salido de este terremoto sanitario cuando se presenta otro de similar magnitud: la DEA detuvo en EUA al General Salvador Cienfuegos, ex secretario de la Defensa Nacional, bajo un montón de cargos relacionados con el narcotráfico. ¿Por qué es un mega sismo para administración pejista? Aun cuando el Gral. Cienfuegos pertenezca a la pasada administración, no se puede obviar su rango. Además, hay dos variables de gran peso.

Por un lado, está el hecho de que AMLO contravino una de sus promesas de campaña: regresar a los militares a los cuarteles. No sólo no los ha regresado, sino que ha multiplicado sus responsabilidades no militares. Lo cierto es que nadie –por muchos votos que gane en las urnas— hace un cambio de régimen tan rápido, si no tiene cooptados a los militares con contratos multimillonarios y mucho poder.

Por el otro, sea o no cierta la acusación, este terremoto nos plantea muy serios cuestionamientos para la gobernabilidad del país, de la cual los militares son un factor primordial. Algunos aspectos:

  • ¿Cómo evitar la penetración del narco en las Fuerzas Armadas, si éstas se conducen con opacidad, más ahora que nunca?
  • ¿Cómo seguir confiando a las FFAA tantas responsabilidades?
  • ¿Dónde y cómo queda el control de la agenda de riesgos de la seguridad nacional?
  • ¿Cómo abordar el control territorial del país sobre el cual no operan los gobernadores?
  • ¿Cómo será de aquí en adelante la relación México-EUA?

Sobre esto y más tendría que reflexionar el presidente López Obrador si no quiere que el país se le vaya de las manos.

 

Internet:  Lmendivil2010@gmail.

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015           

Blog: leopoldomendivil.com

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -