Nacional


"Sólo el tiempo nos dirá cuántas muertes más se necesitan para que la Federación reaccione"

Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, puso a su estado al borde de la emergencia. Dijo que hará lo necesario para salvar vidas y fustigó a las autoridades federales por hacer caso omiso a los rebrotes en el país

Con un tono serio, el que acostumbra cuando es enfático, el gobernador de Jalisco lanzó un mensaje a sus gobernados: estamos ante la inminente aplicación del botón de emergencia a partir del próximo viernes. La decisión será tomada y se anunciará el miércoles, pero Enrique Alfaro hizo nuevamente una advertencia de que no dudará en aplicar medidas duras si eso salva vidas. Comentó que en Europa están los rebrotes como una señal que debe ser atendida, a pesar de que el Gobierno de la República siga siendo omiso y oculte en triquiñuelas los rebrotes que México ya padece, "esa actitud ya costó miles de vidas", señaló, "sólo el tiempo nos dirá cuántas muertes más se necesitan para que reaccionen y asuman su responsabilidad".

El gobernador indicó que Jalisco no se tomará esa actitud e informó que están en situación crítica los dos indicadores que se definieron para dar seguimiento al COVID a nivel estatal.

Hay camas disponibles, pero la presión por nuevos contagios y por el incremente en el número pacientes que sí necesitan atención especializada.

Alfaro se mostró claro en lo que puede considerarse un regaño: "Parece que le perdimos el miedo al virus, los centros comerciales a tope, los restaurantes, con filas para entrar, los bares llenos; las casas se convirtieron en centros de reunión y fiesta", indicó, "nadie puede decirse sorprendido..."

Alfaro señaló que la economía debe seguir en marcha, pues de lo contrario se colapsará, así que el botón de emergencia implicaría que el trabjo sigue, pero que las actividades recreativas y de ocio se restringirían. "Por primera vez, estamos obligados a realizar una medición a la mitad de la semana". De allí que miércoles por la mañana se tenga el anuncio sobre lo que ocurrirá el viernes. Las restricciones irían hasta por 14 días, con fines de semana de actividad aún muy restringida y con exigencias a las empresas como contar con transporte de trabajadores propios.

“A pesar del complejo escenario que enfrentamos, hemos decidido que no podemos volver a parar las actividades económicas porque eso sería terrible", señaló; "como la propia Organización Mundial de la salud lo ha dicho, las medidas que hoy se tienen que tomar son distintas a las de la primera etapa porque hoy existe un riesgo real de colapsar nuestras economías y eso también puede costar vidas. Lo digo de nuevo con toda claridad: el botón de emergencia no es para que la gente deje de trabajar, sino para que la gente deje de pasearse y de reunirse por ocio o por diversión”.

La suspensión de actividades de ocio, de sistemas de transporte, se daría a partir de las 20:00 horas si se activa el botón, además de que durante dos fines de semana, se suspenderán actividades a excepción de Puerto Vallarta, donde sólo se mantendría la suspensión nocturna.

Alfaro aclaró que no se trata de un toque de queda, la gente podrá salir en cualquier momento, pero el transporte público dejara de operar también a las 20:00 horas así como los fines de semana. Quedarán prohibidas reuniones de más de 10 personas a puerta cerrada y de más de 50 personas en lugares abiertos.

“Por eso vale la pena aclarar una vez más si el viernes inicia la aplicación del botón, no vamos a parar de trabajar, no vamos a detener nuestra economía; no tenemos porqué perder empleos", agregó.

"Simplemente vamos a volver a tomar conciencia que no es tiempo para andar de paseo ni de fiesta, simplemente vamos a durar 10 días sin salir en la noche y dos fines de semana quedándonos en casa”, expresó, “¿ es una solución infalible o mágica al problema que enfrentamos? No, no lo es. Nadie ha encontrado una receta a prueba de errores para enfrentar al virus. Pero la evidencia de otros lugares del mundo demuestra que estas medidas nos ayudaran a cortar la cadena de contagios”.

En cuanto al Gobierno de México, nuevamente fue claro: “El Gobierno Federal ha vuelto a minimizar el riesgo que tenemos enfrente. Con cortinas de humo quieren ocultar el inicio de una segunda ola de contagios a escala nacional. Esa actitud ya le costó miles de vidas al país. Sólo el tiempo nos dirá cuántas muertes más se necesitan para que reaccionen y asuman su responsabilidad”.

Justamente, señaló, el escenario nacional obliga a que Jalisco refuerce y ajuste el modelo de rastreo epidemiológico.

“Seguiremos aplicando pruebas, pruebas y más pruebas para identificar casos a tiempo y así evitar más contagios. Adicionalmente, vamos a reforzar la vigilancia en nuestros aeropuertos para vuelos que provengan de destinos que presenten rebrotes del virus. Y particularmente vamos a exigirle a las autoridades municipales que hagan cumplir con toda seriedad las disposiciones sanitarias que están vigentes y que muchos ya están incumpliendo”, puntalizó.

“Vamos a actuar con responsabilidad y compromiso. Vamos salir adelante”, finalizó.

Este miércoles, sabremos si el botón es activado

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -