Opinión


Repensar la evaluación educativa

Repensar la evaluación educativa | La Crónica de Hoy

En tan sólo dos décadas del siglo XXI hemos visto el surgimiento de fatales enfermedades respiratorias virales (zoonóticas o no) como el SARS, el MERS, la gripe aviar, la gripe porcina, y a partir de 2020, la de mayor afectación en el mundo: el Covid-19, evidenciándose así la transición hacia una era de pandemias que está transformando la vida de las personas, las comunidades y las empresas.

En este contexto, la inclusión digital y la adopción masiva de nuevas tecnologías resultan factores fundamentales para esta transformación de la cotidianidad y de nuestras relaciones sociales, sin entrar necesariamente en contacto directo con todo lo que nos rodea, situación que incluso está renovando el panorama del empleo-trabajo y la productividad mundial.

En este escenario, la tarea educativa desde luego es determinante para enfrentar los retos, asumir los desafíos y consolidar los cambios necesarios bajo nuevas circunstancias y contextos complejos. Por ello, llaman la atención los datos respecto a la importancia del internet en la vida cotidiana de las personas, ya sea en lo personal, académico y laboral, contenidos en el informe: “Repensar la evaluación para la mejora educativa. Resultados de México en PISA 2018”, presentado el 28 de diciembre de 2020, por la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu).

El informe destaca que los estudiantes mexicanos señalaron un aumento del tiempo que utilizaban internet entre 2012 y 2018: 24.5 % en la escuela, 66.2 % en casa entre semana, y 69.9 % en casa los fines de semana. También aumentó el porcentaje de quienes consultan medios digitales: 28.1% más busca información práctica en internet, 30.1 % lee más noticias en la web y 28.4 % más conversa en línea. Así mismo, al igual que el promedio señalado por la OCDE, en México disminuyó la cantidad de estudiantes que revisan medios impresos: 27.5 % y 19.6% leen menos revistas y diarios, respectivamente. 

Otro dato de relevancia relacionado con esta nueva forma de interactuar con las nuevas tecnologías, en el nuevo contexto de retos y desafíos, es que el 45 % de jóvenes mexicanos consideran que tienen una “mentalidad de crecimiento”, de éxito, y que el miedo al fracaso es una de las situaciones que no afecta su desempeño en sus exámenes, sin embargo, siendo éste un indicador positivo, se requiere que el resto de la juventud la incluya en su mentalidad, como un pilar de su formación y en la búsqueda de competencias que les permita asirse de información, evaluarla de manera crítica y transformarla en conocimientos significativos para plantear soluciones viables a problemas cotidianos.

Al respecto, organismos como la UNESCO trabajan para crear sociedades del conocimiento integradoras que ayuden a mejorar las competencias de las comunidades mediante el acceso abierto a la información científica, los recursos educativos abiertos, el software libre, plataformas digitales abiertas, educación a distancia y autoaprendizaje, a la vez que se proporciona a estudiantes y docentes de todo el mundo acceso sin precedentes al conocimiento y a la información, aunado al desarrollo de la inteligencia artificial que hoy se hace palpable en las decisiones del comercio digital (el comercio de retail físico se transformará completamente) lo que sin duda contribuye también a una recuperación económica más rápida y de mejor calidad. 

De esta manera, la transformación hacia lo digital enarbola nuevas oportunidades, junto con aptitudes innovadoras de las personas y de las organizaciones. Sin las habilidades digitales necesarias o la falta de una visión estratégica, la transformación digital resultará inviable. En el mismo sentido, con la inteligencia artificial e indicadores de desempeño, las contrataciones de trabajo y el empleo se transformarán: el reinado de los algoritmos cobrará auge, desde la selección de personal hasta la toma de decisiones de grandes corporativos. 

En la actualidad, ese empleo de la inteligencia artificial, del machine learning, los algoritmos, redes neuronales o la automatización en la gestión de las empresas, resulta ser lo más cercano a jefes robots que lo ven todo, semejante a esos gigantes de cien ojos de la mitología griega llamados Argos Panoptes, y a quienes hoy con mayor frecuencia los trabajadores les rinden cuentas, en lugar de hacerlo ante un superior jerárquico. 

En ese proceso, la valoración del trabajo no se realizará ya por títulos universitarios o académicos, sino por la aplicación de habilidades laborales, las competencias técnicas desarrolladas, la capacidad de adaptación y por la mejor solución de necesidades y problemas; en ello, según el Foro Económico Mundial, es probable que en la década que ha iniciado más de mil millones de empleos (casi un tercio del total en el mundo) se transformen por la tecnología, la cual, desde luego ha modificado la naturaleza de los procesos educativos y demandan un mayor manejo y pericia en las herramientas digitales.

Así, en la educación y en la formación de capital humano, la búsqueda de modelos que permitan comprender estas nuevas realidades se ha intensificado, ya que las instituciones difícilmente volverán a tener como regla predominante un sistema escolarizado; más bien se impulsarán planes híbridos que conjunten clases presenciales y en línea, aunado al incremento de la educación a distancia. Los esfuerzos académicos centrarán los enfoques en atender y develar el alcance y los retos de las modalidades no presenciales.

Ahora que inicio el proceso de entrega – recepción de la SEP entre Esteban Moctezuma y Delfina Gómez, retomemos la oportunidad de aportar y garantizar el derecho a la educación desde todos los ámbitos de nuestro país, con una visión crítica que señale, reconozca y ayude a superar las deficiencias tras un imprescindible proceso de evaluación de conocimientos, habilidades y actitudes de las y los estudiantes, de manera científica y periódica, que retroalimente y constituya un punto de partida para repensar la evaluación en el nuevo horizonte de mejoría y bienestar.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES


LO MÁS LEÍDO

+ -