Opinión


Regresa la seguridad a la Miguel Hidalgo

Regresa la seguridad a la Miguel Hidalgo | La Crónica de Hoy

La noticia del descenso del 47 por ciento de los delitos de alto impacto en la Alcaldía Miguel Hidalgo (AMH) es, sin lugar a dudas, la más alentadora que  hemos recibido  los miguelhidalguenses en cinco años.
Estamos hablando de la  disminución más importantr  del delito, en los últimos cinco años en esa alcaldía, y fue dada a conocer el jueves por el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Cuando reasumimos el mando de la AMH, en octubre de 2018, la seguridad se había salido de control como nunca antes.  Algunos delitos de alto impacto se incrementaron hasta más de 500 por ciento.

En 2015, dejamos a MH en el primer lugar del ranking de seguridad de las 16 alcaldías —otrora delegaciones—, pero para fines de 2018 nos la entregaron en el lugar 13.

Esto es, de ser uno de los territorios más seguras de la Ciudad se convirtió, en los tres años de la administración pasada, en una de las más inseguras. 

La causa de la debacle, entre muchas, fue el desdén y el desmarque: la seguridad “no nos toca”, cantaba la autorida pasada..

Hoy, a dos años de reasumir el gobierno, alcanzamos la disminución del 47 por ciento de los delitos de alto impacto, con lo que empieza otra historia para Miguel Hidalgo. 

En los últimos meses hemos ascendido siete lugares en el ranking de seguridad de la Ciudad de México, al pasar del sitio número 13 al 6 de las 16 alcaldías.  

Desde finales de 2019, la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del INEGI, ubicaba a la AMH como la tercera alcaldía con mejor percepción de seguridad. 

Se preguntarán ¿cómo lo hemos logrado? 

La inseguridad no es un asunto solo de fuerza y tiros.

Requiere de políticas sociales integrales, de estrategias conjuntas institucionales, de instaurar una cultura de la prevención, de mapas de incidencia, etc.

Es decir, meterse en las entrañas del problema.

Para combatirla reforzamos la cercanía y el diálogo con la ciudadanía. Ellos son quienes saben dónde se da y quienes provocan el delito.

Abrimos 120 chats vecinales de WhatsApp e instrumentamos gabinetes de seguridad y gestión de barrio por colonia, llevamos 250 digitales por la pandemia. 

En las colonias de mayor pobreza, hacinamiento y marginación, caldo de cultivo del delito, desplegamos acciones sociales: empleo, becas y oportunidades de progreso.

Creamos un sistema de visores de seguridad (vecinos), al menos uno por manzana, quienes reportan todo: sospechosos y hechos delictivos. 

Ampliamos y desplegamos en puntos clave la presencia de la policía auxiliar, nos dieron más patrillas y con ello se redobló la vigilancia y el despliegue de operativos en puntos de incidencia delictiva. 

Cuando llegamos, en octubre de 2018, había 17 cámaras de seguridad conectadas a Base Plata, hoy llevamos instaladas más de 2600 nuevas a ese centro de monitoreo de la Alcaldía Miguel Hidalgo. 

Bajar los índices delictivos hubiera sido imposible sin el respaldo y la solidaridad de la Dra. Claudia Sheinbaum y, desde luego, del secretario García Harfuch, con quienes desplegamos acciones permanentes de beneficio social y de operación policial, respectivamente. 

Pero aún no podemos cantar victoria ni aflojar el paso, falta mucho por restablecer y, lo más complejo, es mantener los logros. Lo cierto es que cada vez estamos más cerca de la meta: que MH vuelva a ser una alcaldía segura.

 

Alcalde de Miguel Hidalgo 
@vromog
 

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO