Mundo


Policía dispersa con gases y agua la masiva marcha por el 8M en Chile

La intervención del cuerpo policial, muy cuestionada por la dureza en la represión de las marchas de finales de 2019

Policía dispersa con gases y agua la masiva marcha por el 8M en Chile | La Crónica de Hoy

La plaza Italia de Santiago, epicentro de la protesta en Chile, antes y después del desalojo (EFE).

La Policía de Chile dispersó este lunes con gases lacrimógenos y camiones lanza aguas la masiva marcha que se estaba celebrando en el centro de Santiago con motivo del Día Internacional de la Mujer y en la que participaban miles de mujeres y adolescentes en un ambiente festivo y familiar.

La acción del cuerpo policial de Carabineros, que dejó escenas de gran violencia, tuvo lugar en la Plaza Italia, el epicentro de las protestas en Chile, y duró cerca de media hora. Una vez replegados, el lugar volvió a llenarse de mujeres con pañuelos morados y verdes, los colores del feminismo y el aborto libre, respectivamente.

La intervención del cuerpo policial, muy cuestionada por la dureza en la represión de las marchas de finales de 2019, acaeció después de que un grupo de hombres encapuchados llegó para tratar de derribar una estatua de un controvertido héroe nacional, ubicada en el centro de la plaza.

El fallido intento de tumbar la gran escultura del general Manuel Baquedano, principal líder chileno de la Guerra del Pacífico, fue criticado por las manifestantes que en coro gritaban a los encapuchados consignas como "Váyanse a su casa" y "Hoy es nuestro día".

"Esta estatua es muy polémica y no representa a gran parte de los chilenos, pero no queremos hombres en esta marcha, se convocó a esta marcha solo a mujeres", explicó a Efe la joven estudiante Fernanda Múñoz.

El monumento a Baquedano, de bronce y más de 5 metros, ha sido centro de ataques desde que estallaron las revueltas contra la desigualdad en octubre de 2019, las más graves desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), con una veintena de muertos y miles de heridos, y el pasado viernes un grupo de manifestantes le prendió fuego, un hecho que fue duramente criticado por el Gobierno y el Ejército.

Por razones sanitarias, la manifestación capitalina del 8 de marzo es menos multitudinaria que la del 2020 -que sobrepasó todas las expectativas-, y más descentralizada, pues durante todo el día se celebraron concentraciones a lo largo y ancho del país, desde Valparaíso o Viña del Mar hasta la lejana Isla de Pascua.

Los organizadores llevan días pidiendo en redes sociales asistir con varios cubrebocas y alcohol desinfectante y mantener "un pañuelo de distancia" entre manifestantes para evitar nuevos contagios, pues Chile está sumido en una segunda ola de la pandemia y ya registra cerca de 850 mil infectados y 21 mil 200 muertes.

 

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -