Opinión


¿Ni una más?

¿Ni una más? | La Crónica de Hoy

 

 

DRA. CLAUDIA SHEINBAUM,

JEFA DE GOBIERNO DE LA CDMX:

 

Yes, I am wise,

but is wisdom born of pain…

Himno feminista de los 70

 

Soy de la generación que vio nacer, allá por 1970, el Movimiento de Liberación Femenina, aquella segunda ola de feminismo impulsada por los cambios sociales del mundo y del país. Si algún día tuve una duda, me hice un feminista convencido.

Entonces usted era una niña, pero estoy seguro que sus padres –los muy brillantes Annie Pardo y Carlos Sheinbaum— la educaron en la más absoluta libertad de pensamiento y acción.

Usted lo sabe, feminismos hay muchos, pero lo que une a las mujeres de todas las clases sociales, geografías y edades es que están hasta la ma… de ser –para efectos prácticos— ciudadanas de segunda en pleno siglo XXI.

Para las feministas, la esperanza generada por un gobierno de izquierda fue una pompa de jabón reventada por el rasgo misógino de Andrés Manuel López Obrador. Nombrar mujeres al frente de secretarías de Estado no es ser feminista. Ellas  están ahí no por ser idóneas, sino por ser leales y, de paso, para “cubrir la cuota de género”.

En cambio, usted se ganó su lugar en las urnas, como una mujer de izquierda. Por eso me extraña, Claudia, su cercanía a Andrés Manuel.

Más allá de la candidatura del impresentable Félix Salgado Macedonio y de que AMLO no escucha reclamos alguno, enlistaré algunos pendientes presidenciales con las mujeres todas.

Primero fue, en 2019, la supuesta transformación de las guarderías infantiles porque encontraron algunas desviaciones; no más de 15 por ciento. En vez de corregirlas, en la práctica cancelaron el programa. ¿Con $500 entregados en mano una madre va a encontrar una guardería? Me pregunto cuántas mujeres,  cabeza de familia o cooperadoras al gasto familiar, tuvieron que dejar de trabajar.

También en 2019, AMLO dejó sin presupuesto a los refugios para mujeres que huían de la violencia extrema, aquellos que eran manejados por las organizaciones de la sociedad civil. ¿Tiene idea el presidente de lo que es vivir en el terror? Con la falta que hacen los refugios, máxime ahora que la violencia doméstica se incrementó 60 por ciento debido a la pandemia, según datos de la ONU.

Luego vino el deprecio de López Obrador sobre la gravedad de los feminicidios. Fue la gota que derramó el vaso y provocó el “Un día sin mujeres” y la manifestación del 8M-2020. Fui a la marcha, Claudia. Lo que vi fueron miles de mujeres dolidas, clamando por las hijas, por las hermanas, por ellas mismas; por las golpeadas, las violadas, las muertas y las desaparecidas.

También vi un puñado de mujeres que pintarrajearon monumentos históricos e insultaron a las policías. ¿Anómicas? ¿Infiltradas? ¿Ambas? Ellas no representaban la lucha de las mujeres.

Las feministas no estás “histéricas”. Hay 10.3 asesinadas al día por su condición de mujeres. México ocupa el 8º lugar en feminicidios en América Latina (CEPAL) y el 22º a nivel mundial.

El problema no empezó en 2018, pero el gobierno federal poco hace para resolverlo. Por austeridad, en 2020 el Instituto Nacional de las Mujeres solo conservó 25 por ciento de su menguado presupuesto. Por ahí el gobierno se sumó a la iniciativa comunicacional de la ONU #NoEstásSola y sacó la muy fallida campaña “Cuenta hasta 10” que revictimiza a las mujeres.

Así llegamos a otro 8M. Con Palacio Nacional bardeado, como si fueran a llegar las hordas de Atila. Bien respondieron las mujeres: la barda de la ignominiosa incomunicación presidencial la convirtieron en un memorial.

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com 

 

 

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -