Escenario


“La participación de la mujer en la vida política no solo debe estar en los partidos, sino en las propuestas”: Luciana Kaplan

Entrevista. A propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la cineasta presentará una función especial de La Vocera, un documental sobre Marichuy, la primera mujer indígena en tratar de postularse a la presidencia de México

“La participación de la mujer en la vida política no solo debe estar en los partidos, sino en las propuestas”: Luciana Kaplan | La Crónica de Hoy

Foto: (Cortesía) “Tiene que ver con lo que los propios zapatistas están haciendo: que la mujer debe de ir al frente, que la mujer tiene que hablar al igual que el hombre”, señaló Kaplan.

Durante las elecciones federales del 2018, María de Jesús Patricio Martínez -conocida afectuosamente como Marichuy-, intentó buscar su registro frente al Instituto Nacional Electoral como candidata independiente y así contender por la presidencia de la república. Y aunque no lo consiguió, este hecho sentaría un precedente importante, al ser la primera mujer indígena en tratar de postularse a la presidencia de México.

Lo ocurrido durante la gira de Marichuy para tratar de conseguir las firmas necesarias para conseguir su registro, fue documentado en La Vocera, el nuevo trabajo de Luciana Kaplan (La revolución de los alcatraces, Rush Hour), a instancias de la productora Carolina Coppel quien se acercó a ella para invitarla a realizarlo. “Yo ni siquiera había terminado Rush Hour -su anterior largometraje- y para mí era complicado, pero al final consideramos que era muy importante, que era un proceso único y que había que documentarlo” comentó Luciana en entrevista con Crónica Escenario.

Para arrancar con la filmación, tanto la cineasta como la productora debieron solicitar los permisos y accesos necesarios para poder llevarlo a cabo. “Tuvimos una audiencia con el Congreso Nacional Indígena, y les propusimos hacer una película no tanto sobre Marichuy en sí, sino del proceso en torno suyo”, revela Kaplan. “Por suerte aceptaron, y nos permitieron filmar de manera pública todo lo que pasaba. Y así empezamos a levantar el proyecto, a pensar cómo se iba a contar, cuál iba a ser la estrategia para saber lo que necesitábamos para hacer la película”, dijo.

El acercamiento a la personalidad de Marichuy elegido por Kaplan se divide en varias vertientes, siendo su columna vertebral un retrato de perfil de la oriunda de Tuxpan, Jalisco; quien primero se desempeñó como médica tradicional en su comunidad nahua y gradualmente se involucraría en la vida sociopolítica de su localidad, hasta llegar a su designación por parte del CNI -y respaldada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional-, como vocera representante indígena y candidata independiente en 2017, con el fin de contender en el proceso electoral del año siguiente.

Este proceso es documentado por Kaplan, pero nos manifiesta que llevar una guía cronológica de los acontecimientos no era su única prioridad. “Para mí era muy importante también ir profundizando en cuáles eran los conflictos en esas comunidades, cuál era el discurso visible, y sobre todo como verlo de manera más íntima y cercana. Y de esa manera ayudar a entender mejor de lo que Marichuy estaba hablando. Así fue como fuimos armando la idea de la película”.

Luciana explica que la búsqueda de este enfoque, aunado a dos años que invirtieron viajando, acompañando en la gira a Marichuy y registrando lo que en ella acontecía, hizo que les tomase tres años y medio de trabajo para lograr concluir el documental de la forma deseada. “Esa fue parte de la complejidad al momento de editar la película. Estaba toda la historia de la campaña y del viaje, pero también todas estas ramificaciones en las cuales ella llegaba a una comunidad y nosotros nos íbamos con uno de los personajes, para obtener una idea más general de lo que está pasando allí”, detalló. “Para nosotros era muy importante visibilizar, empatizar, mostrarle también a la audiencia sucesos de forma más cercana y funcional sobre lo que estaban viviendo. Que no se quedara en el mero discurso, sino que se pudiera ver y sentir”, enfatizó. 

Además de darle voz a la propia Marichuy, Kaplan abre el espacio a otros actores de esa historia: a los concejales y a aquellos y aquellas que la acompañaron durante su campaña, representando a quienes pugnan por la causa indígena al norte y al sur de nuestro país, y sus testimonios funcionan para complementar los temas esgrimidos públicamente por la vocera, y configuran un variado y complejo mosaico de las realidades de esas comunidades.

El seleccionar entre horas y horas de grabación los testimonios más significativos y esclarecedores también constituyó una laboriosa tarea. “Costó un tiempo ir escogiendo cuáles de esas historias nos parecían las más interesantes, más visibles, que siguieran procesos que siguen vivos, que siguen en pie de lucha”, afirmó la cineasta.

La constante aparición en pantalla de María de Jesús Patricio y de varias de sus colaboradoras, genera que la presencia y la mirada femenina tengan mayor peso en el documental, lo cual Luciana reconoce como algo premeditado, pero muy natural por lo que atestiguaron durante la filmación. “Sí fue una gira muy femenina, donde se vio la fuerza que existe en todo el país de estos grupos organizados donde las mujeres están participando”.

Explicó también que esta decisión es análoga a la misma intención que llevó al CNI y al EZLN a proponer a Marichuy como candidata en primer lugar. “Simbólicamente para ellos era muy importante que la vocera fuera una mujer y no un hombre, era para ellos necesario poner a las mujeres al frente”, explica. “Tiene que ver con lo que los propios zapatistas están haciendo: que la mujer debe de ir al frente, que la mujer tiene que hablar al igual que el hombre”, señala.

Y añade: “Además, en este movimiento, hay que empezar a reconocer a las mujeres tanto como a los hombres, que las mujeres deben de participar de la misma manera. E impulsar la idea de que la participación de la mujer en la vida política no solo debe estar en los partidos, sino también ir por el camino de las propuestas. Y es muy inspirador escuchar hablar a estas mujeres que están organizando las cosas”.

En el marco de las actividades para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, el festival AMBULANTE ha decidido llevar a cabo una función especial de La Vocera de forma online y de manera gratuita en www.ambulante.org, el día 10 de marzo a partir de las 19:00 horas y hasta alcanzar 2000 visualizaciones. 

Esta función especial vendrá acompañada de una charla en vivo el jueves 11 de marzo a las 20:00 horas, moderada por la socióloga Márgara Millán, y que contará con la presencia de Marichuy; Luciana Kaplan; la comunera e historiadora Rocío Moreno; y la profesora y doctora en Antropología Mariana Mora, para hablar sobre la participación de las mujeres en los procesos de resistencia y en la búsqueda de autonomía. La charla tendrá lugar en el Facebook de Ambulante.

 

Comentarios:

Destacado:

+ -