Bienestar


La importancia de los cuidados en temporada invernal

Ante la inminente temporada invernal y las bajas temperaturas que se han registrado en algunas entidades del territorio nacional, es fundamental proteger a los más pequeños de infecciones respiratorias que pueden tener complicaciones graves

La importancia de los cuidados en temporada invernal | La Crónica de Hoy

Especial

Ante la proximidad de la temporada invernal, y la expectativa de que, el que viene, podría ser un invierno frío, ante la gran cantidad de frentes fríos y tormentas invernales que pudieran registrarse, éste es el momento de comenzar a cuidar el sistema inmunológico de los niños y adultos mayores, quienes se ven mayormente afectados en esa temporada del año.  

Ante la inminente temporada invernal y las bajas temperaturas que se han registrado en algunas entidades del territorio nacional, es fundamental proteger a los más pequeños de infecciones respiratorias que pueden tener complicaciones graves.  

En este sentido, el doctor Leonardo Cruz Reynoso, pediatra neonatólogo y jefe de la División de Pediatría del Hospital Gineco-Obstetricia No.3 del Centro Médico Nacional “La Raza” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), comentó que es con el inicio de la temporada invernal que aumentan sensiblemente las infecciones respiratorias en menores.  

Al respecto, mencionó que 2015 se calcula que se registraron 48 y 74 mil muertes en todo el mundo, debido a infecciones causadas por el virus sincicial respiratorio (VSR), en menores de 5 años. La mayoría de las muertes asociadas a este virus se dan en los primeros 6 meses de vida, e incluso se sabe que este virus es 4 veces más frecuente en niños hospitalizados por neumonía que el virus de la influenza.  

“Es importante proteger a los más pequeños porque son los más vulnerables a desarrollar infecciones respiratorias debido a que sus sistemas de respuesta a los cambios de temperatura no están lo suficientemente desarrollados para defenderse del frío”, dijo.  

Recordó que los padecimientos que aumentan son el resfriado común, gripe, faringitis, bronquitis, bronquiolitis y neumonía, muchos de ellos asociados al Virus Sincicial Respiratorio (VSR), que se manifiesta como un resfriado común; no obstante, de no tratarse oportunamente puede generar complicaciones incluso fatales especialmente en bebés menores de un año, bebés prematuros con inflamación pulmonar crónica y aquellos con enfermedades cardiacas y respiratorias.  

En este sentido, refirió que con base en información del Sistema Meteorológico Nacional (SMN) y la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) para la temporada invernal 2020-2021 –el cual inició el pasado mes de septiembre y se extiende hasta mayo del próximo año– se esperan 54 frentes fríos y 14 tormentas invernales.  

Al respecto, el especialista mencionó que un ambiente frío y seco permite que los virus permanezcan más tiempo en el ambiente, “lo que desencadena un incremento en las tasas de contagio de enfermedades respiratorias. Aunque toda la población es susceptible a enfermarse, los menores de 5 años son los más vulnerables a contagios y desarrollo de infecciones respiratorias graves”.  

El también integrante de la Sociedad Mexicana de Pediatría (SMP), señaló la estrecha relación entre el aumento de las infecciones respiratorias y las bajas temperaturas y son precisamente estos cambios bruscos de temperatura los cuales favorecen la disminución de los mecanismos de defensa, “provocando que el aire frío genere cambios de la vía aérea nasal, lo cual facilita la llegada y establecimiento de agentes infecciosos en los bronquios, bronquiolos y pulmones”.  

Ante este panorama, el especialista sostuvo que la mejor defensa que tenemos para proteger a los pequeños en esta temporada invernal es la inmunización, la cual funciona a manera de escudo pues ayuda a disminuir las infecciones respiratorias causadas por el VSR, así como el número de hospitalizaciones, con la enorme ventaja de que esta inmunización está disponible en las instituciones de salud pública.  

El doctor recomendó continuar aplicando las medidas de higiene ya por todos conocidas y que se han venido reforzando con motivo de la epidemia de la COVID-19, en el sentido de lavado frecuente de manos con agua y jabón por 20 minutos, cubrirse la boca al toser o estornudar con el antebrazo, hacer uso del cubrebocas sobre todo en lugares concurridos, mantener la sana distancia en la medida de lo posible y evitar exponer a los menores al humo del cigarro y a cambios bruscos de temperatura. 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado: