Opinión


La educación en casa

La educación en casa  | La Crónica de Hoy

Bajo la pandemia, las escuelas han transferido al hogar algunas tareas educativas. Los padres ven con angustia este inédito desafío. A veces los maestros se acercan a ellos para ayudarles, pero eso no siempre ocurre. Se trata de un problema de logística que altera el orden y el ritmo de vida de la familia, pero que brinda asimismo la oportunidad para replantear el papel de los padres en la educación de sus hijos.

Se piensa usualmente que la educación de los niños es tarea exclusiva de la escuela, pero ese enunciado no es completamente correcto. El aprendizaje de los niños en la escuela depende, en buena parte, del afecto y cariño que reciben de sus padres en el hogar. Los padres crean la base para que sus hijos desarrollen sus capacidades óptimas en la escuela.

Algunos padres que llegan cansados de sus trabajos reaccionan con pesimismo cuando se les pide cumplan ahora tareas educativas. No disponen de mucho tiempo, lo cual es verdad. Pero se ha demostrado que a veces bastan un diálogo directo de 15 minutos para que el padre demuestre al hijo-alumno su interés sincero por el progreso de sus aprendizajes.

Lo importante es que en esa breve interacción se transmita un afecto real, auténtico, que contribuirá a reforzar la autoestima y la seguridad del infante. Las familias son diferentes, pero es deseable que en todos los casos los padres de familia concedan a la educación de sus hijos una mayor atención para que éstos perciban que están recibiendo reconocimiento en la familia.

La investigación demuestra que cuando los padres se involucran en la educación de sus hijos, estos obtienen mejores resultados en la escuela. En realidad, no hay factor aislado más poderoso sobre el aprendizaje, que el afecto de los padres (y, en particular, de la madre).

 Respecto a las tareas educativas que se plantean a los padres de familia por la emergencia de la pandemia, puedo hacer varias sugerencias, muy simples. 1) Creo que la primera tarea que deben realizar los progenitores es conocer o definir los objetivos que quieren alcanzar en un plazo determinado de tiempo. No se trata sólo de objetivos intelectuales, sino también de objetivos de educación moral, educación física y educación artística y educación para la salud. Para esto es deseable consultar el sitio de la SEP, en particular, Aprende en Casa que contiene los libros de texto, actividades y recomendaciones. 2) Es deseable que los padres-docentes se organicen elaborando una tabla-calendario con dos ejes: en el primero se enuncian los objetivos a lograr y en el otro los períodos de tiempo necesarios. 3) Para organizar en el espacio del hogar las nuevas actividades educativas. es deseable que se seleccione un espacio cómodo con el silencio y la quietud necesarios para el trabajo autónomo de las niñas y los niños. 4) La investigación ha demostrado que la educación inicial --que se inicia desde el primer año de vida y continúa hasta los tres--, recaba particular importancia para el desarrollo humano. Cuando los padres transmiten atenciones, cuidado y afecto a sus hijos en esa edad se potencia el desarrollo neuronal, lo cual tiene efectos positivos y duraderos para el desarrollo del niño. 5) Los ámbitos que abarca la educación son: lenguaje, pensamiento lógico, matemáticas, exploración del mundo social y natural, pensamiento crítico, solución de problemas, habilidades socio-emocionales, trabajo en grupo, convivencia, apreciación y expresión artística, atención a la salud, cuidado del medio ambiente y habilidades digitales.

 

 

Comentarios:

Destacado:

+ -