Mundo


Esto es lo que dicen las encuestas sobre los estados que decidirán las elecciones en EU

Una pista: Biden necesita un cataclismo para perder y Trump necesita casi un milagro para reelegirse; y no, no sirve la comparación con lo que ocurrió en 2016

Esto es lo que dicen las encuestas sobre los estados que decidirán las elecciones en EU | La Crónica de Hoy

Donald Trump y Joe Biden durante el primer y hasta ahora único debate presidencial (EFE).

Estamos a dos semanas y media para las elecciones presidenciales de Estados Unidos, uno de los eventos más importantes que el mundo presencia cada cuatro años. Como ocurre con los Juegos Olímpicos o el Mundial de futbol masculino, cientos de millones de personas viven pegadas a la pantalla –ahora ya la del celular— para descubrir quién mandará en la nación más poderosa del mundo.

Y uno de los factores decisorios de la elección es, como se repite cada vez, lo que ocurra en los llamados swing states, o estados bisagra, aquellos que suelen variar su color con cada elección. No conforman una lista fija, desde luego, aunque los sospechosos habituales son estados como Florida, Pensilvania u Ohio. Vamos a repasar cómo están las cosas en 12 de ellos para entender mejor qué puede ocurrir en la elección.

EL PROBLEMA CON LA "MEDIA NACIONAL DE ENCUESTAS"

Antes, sin embargo, es importante esclarecer por qué vamos a hablar de estados en particular y no del país entero. Es muy común leer sobre encuestas que dicen, por ejemplo, que Biden lleva tantos o cuantos puntos de ventaja sobre Trump, en todo Estados Unidos. Por ejemplo, este jueves la media de encuestas nacionales de RealClearPolitics situaba a Biden con 9.2 puntos porcentuales de ventaja. ¿Suficiente, no? Error. Esas encuestas nos hablan del voto general, es decir, sobre cómo se decidirá el voto popular en el país. Sí, ese mismo voto popular que en 2016 ganó Hillary Clinto con 2.87 millones de votos de ventaja sobre Donald Trump.

Y es ahí donde radica el problema de la media nacional de encuestas, y es por ello que nos vamos a fijar en lo que dicen las encuestas sobre los estados que decidirán la elección, un dato al que quizás no se prestó suficiente atención hace cuatro años.

El VOTO OCULTO

Además, es importante mencionar que en todos los estados bisagra se apreció un patrón de voto oculto en las encuestas de 2016, es decir, que la gente escondía que votaría por Trump. No es que ahora todos sus defectos –es racista, machista, misógino, clasista, insolidario, ególatra e ignorante— estén escondidos, si acaso se conocen más, pero a la vez, llevar cuatro años en la presidencia del país ha dado a este tipo de pensamiento una legitimidad percibida que no había existido en décadas, por lo que es razonable pensar que, no es que vaya a desaparecer, pero que existirá menos voto oculto esta vez.

Ahora sí, procedamos.

TEXAS

Está bien, empezamos por el estado bisagra menos bisagra de todos, puesto que vota republicano de forma bastante sólida. Sin embargo, las encuestas nos dicen que la ventaja de Trump es de 4.4 puntos, lo que, considerando que el margen de error general de las encuestas es del 3 por ciento, podría deparar un desenlace incierto. Claro, lo más probable es que Biden no gane, y en 2016 el republicano ya contaba con 5.4 puntos de ventaja en las encuestas, y finalmente ganó con un 9 por ciento sobre Clinton.

De todos modos, contamos con que los 38 votos electorales de Texas irán para Trump.

FLORIDA

Con 29 votos electorales, es uno de los estados más importantes de la elección, y uno de los que más actúa como bisagra. En 2008 y en 2012 Obama ganó, pero con sufrimiento, y cómo no recordar el escándalo por la ajustadísima victoria de George W. Bush en 2000, que llevó a una disputa y a un recuento que dio la elección al republicano sobre el demócrata Al Gore.

No sabemos qué ocurrirá. Las encuestas dan 2.7 puntos de ventaja a Biden, lo que cae dentro del margen de error. Este martes el candidato demócrata dijo en un mitin allí que si ganan Florida, será game over, que Trump no tendrá opciones. Y puede ser cierto, pues cuando el estado cayó del lado del republicano en 2016 fue cuando empezamos a ver claro cuál sería el desenlace.

Es un volado.

PENSILVANIA

Las encuestas dan un sólido 6.5 por ciento de ventaja a Biden, pero no podemos olvidar que Clinton iba también 6.2 puntos arriba en las encuestas y terminó ganando Trump, eso sí, con un pírrico 0.7 por ciento de ventaja. Si esta vez el voto oculto se reduce, además de que la ventaja del demócrata es 0.3 puntos más amplia ahora respecto a 2016, el republicano perderá.

Así, los 20 votos electorales deberían ser azules.

OHIO

En 2016 fue una de las grandes sorpresas, las encuestas estaban increíblemente ajustadas y el republicano ganó con 8.1 puntos sobre Clinton. Sin embargo, entonces los sondeos los lideraba Trump (+0.6) y ahora lo hace Biden (también +0.6). Puede ocurrir cualquier cosa, pero el republicano necesitará que se mantenga el voto oculto en uno de los estados más impactados por sus promesas de recuperación de la industria, que no se han cumplido.

Es un volado.

MICHIGAN

Seguimos en el llamado cinturón del óxido, el corredor industrial de EU, uno de los más abandonados durante décadas y que en 2016 Trump cautivó con su discurso proteccionista y antiecologista. Un estado tradicionalmente demócrata y que en 2016 daba favorita a Clinton con 11.6 por ciento de ventaja. Y ganó el republicano. Ahora, de nuevo, Biden va a la cabeza de manera firme, con 7.2 puntos de ventaja, por lo que el presidente necesita repetir un milagro que esta vez parece menos probable, aunque no imposible.

En principio, pintamos los 18 votos electorales de Michigan de azul.

GEORGIA

Este es un estado muy interesante por la simple razón de que generalmente es republicano pero apunta datos muy preocupantes para Trump, pues en 2016 las encuestas clavaron el resultado y ganó con 5.1 puntos sobre Clinton. Sin embargo, ahora los sondeos dan un empate técnico, con Biden 0.4 puntos por delante del republicano.

Es un volado, pero aunque Trump retenga Georgia, las encuestas son inquietantes para él.

CAROLINA DEL NORTE

Las cosas están muy ajustadas, pero este estado es particularmente interesante por una razón de tiempo: Uno de los problemas en las elecciones de EU es que la costa este cierra urnas y por tanto da resultados mucho antes que la costa oeste, lo que convierte a Carolina del Norte en un estado para vigilar de cerca para intuir temprano de qué lado puede caer la elección.

Para que conste, la media de encuestas de RealClearPolitics da al demócrata 2.7 puntos de ventaja, en un estado que en 2016 Trump ganó con 3.7 puntos y donde Clinton iba ligeramente arriba en las encuestas.

Es un volado, pero si gana Biden, será una excelente señal para sus opciones de llegar a la presidencia.

ARIZONA

Aquí ocurre un poco lo mismo que con Georgia, Arizona tiende a votar republicano –McCain y Romney vencieron sólidamente en 2008 y 2012—, pero las encuestas son inquietantes para Trump. Si el republicano ganó aquí en 2016 (+3.5%), dando la vuelta a la débil ventaja de Clinton en los sondeos (+2.3%), ahora la ventaja de Biden asciende un poco más, hasta el 3.5 por ciento.

Resultado incierto.

WISCONSIN

Regresamos al cinturón del óxido, Trump necesitará repetir la sorpresa de la mano del voto oculto si quiere ganar en un estado que tiende a votar demócrata. En 2016 Clinton lideraba con un 7 por ciento y el republicano ganó por la mínima (+0.7 por ciento). Ahora, Biden lleva 6.3 puntos de ventaja.

Contamos con que no se repetirá la sorpresa y los 10 votos electorales de Wisconsin serán azules.

IOWA

De nuevo, Trump debe estar mordiéndose las uñas de inquietud viendo las encuestas, que dan a Biden 1.2 puntos de ventaja. Sí, esto cuenta como casi empate técnico, pero el asunto es que el republicano ganó en 2016 con 9 puntos sobre Clinton, pero ya lideraba entonces las encuestas con un 3.7 por ciento.

El resultado es demasiado incierto como para inclinarse.

NEVADA Y NEW HAMPSHIRE

En estos dos estados, que sumados juntan 10 votos electorales, Biden lleva una ventaja sólida, de 5.2 por ciento en Nevada y del 11 por ciento en Iowa. Además, son los únicos dos estados de esta lista que Clinton cumplió con las encuestas y ganó en 2016, aunque con muchas dificultades.

Contamos con que en ambos ganará Biden.

CONCLUSIONES

Es cierto que en muchos de estos estados la situación es muy incierta, pero hay que tomar en cuenta que, así como Clinton solo ganó en dos de ellos en 2016, ahora Trump solo va adelante en las encuestas en Texas, cuando hace cuatro años ya tenía la delantera en los sondeos en cuatro de estos estados bisagra.

Por ello, la campaña del republicano debe estar muy preocupada, y es sensato pensar que el presidente necesita casi un milagro –mejorar su sorpresa de 2016— para imponerse en suficientes de los estados bisagra –sobre todo en Texas, Florida y Pensilvania— y llevarse la elección. Biden tiene las de ganar.

Comentarios:

Destacado:

+ -