Mundo


Dimite el jefe del Estado Mayor español tras destaparse que se saltó los protocolos para vacunarse

En una nota, el general Villarroya evita pedir disculpas y justifica su dimisión para no dañar la imagen del ejército.

Dimite el jefe del Estado Mayor español tras destaparse que se saltó los protocolos para vacunarse | La Crónica de Hoy

El general Miguel Ángel Villarroya, en una imagen de archivo (EFE).

Las polémicas por las irregularidades en la aplicación de las vacunas contra la COVID-19 no son exclusivas de México: Este sábado, el general del aire Miguel Ángel Villarroya presentó su dimisión como jefe del Estado Mayor de España tras conocerse que se vacunó antes de tiempo saltándose todos los protocolos establecidos.

El protocolo español para las vacunas establece que la prioridad absoluta la tienen los ancianos que viven en residencias y a los trabajadores de estas. Esto, por el escándalo que supuso en el país la enorme cifra de fallecimientos en asilos para gente mayor durante la primera ola de la pandemia.

Sin embargo, Villarroya, de 63 años, decidió pasar estas prioridades por alto, y lejos de disculparse, el ya ex jefe militar aseguró que sus decisiones "nunca han pretendido aprovecharse de privilegios", pero que dimite para "evitar que se deteriore la imagen pública de las Fuerzas Armadas".

Por desgracia, pero, el escándalo que envuelve a Villarroya no es el único caso de abuso de poder con las vacunas, pues medios españoles han publicado que varios políticos y representantes institucionales ha decidido saltarse los protocolos para vacunarse antes que gente que lo necesita con mayor urgencia.

OPTIMISMO DE CARA A VERANO

Pese a estas irregularidades, el presidente español, Pedro Sánchez, aseguró ayer a los medios –sin hacer mención a este escándalo— que ya se han repartido 1.3 millones de dosis entras las comunidades autónomas españolas y se han administrado más de un millón de ellas.

Por ello, "si todo va al ritmo previsto", el 70 por ciento de la población española estará vacunada en verano, concluyó Sánchez.

TERCERA OLA

Entre tanto, el gobierno español aseguró ayer que registraron 42 mil 885 casos de COVID-19 y 400 fallecidos desde el viernes, con lo que el total se sitúa en 2 millones 499 mil 560 casos y 55 mil 441 muertos desde el inicio de la pandemia.

(Con información de EFE)

Comentarios:

Destacado:

+ -