Cultura


“Debe crecer la fuerza colectiva ante las desapariciones y los feminicidios”

La puesta en escena narrar la historia de madres que buscan a sus hijas desaparecidas, dice Rocío Carrillo.

“Debe crecer la fuerza colectiva ante las desapariciones y los feminicidios” | La Crónica de Hoy

 

La fuerza colectiva tendría que crecer ante las desapariciones de personas, los feminicidios y los casos de trata, expresa en entrevista Rocío Carrillo, directora de Las diosas subterráneas, obra de teatro que usa el mito griego de Deméter y su hija Perséfone raptada por Hades, para narrar la historia de madres que buscan a sus hijas desaparecidas.

“En la obra está subrayada la fuerza que puede tener la colectividad que ya la hemos visto. No hablamos de algo que no exista, la hemos visto en la fuerza que tienen las manifestaciones mundiales del 8 de marzo, en el hecho de que colectivos que buscan a desaparecidos y desaparecidas sea mayoritariamente de mujeres y en el hecho de que hay hombres solidarios sumándose a la lucha”, indica Carrillo

Una respuesta ante la violación de derechos humanos, en especial, de la libertad y la vida, asegura la artista, es el poder de la colectividad.

 El elenco de la compañía Organización Secreta Teatro da vida a Deméter, diosa griega del ciclo agrícola, quien busca a Perséfone, camino en el que se unen otros dioses y diosas: Hécate, diosa de las encrucijadas, la hechicera Circe, Baubo, Dionisos y las bacantes.

 Esa historia mítica confluye en el caso de Luz, una joven desaparecida por la trata de personas que es buscada incansablemente por sus padres, Marina y Mateo, en las fosas clandestinas.

“Deméter es la diosa de la agricultura y el mito habla de las estaciones del año, del ciclo agrícola y de cómo su hija es arrebatada por Hades, es secuestrada, llevada al inframundo para convertirla en su esposa. Durante nueve días ella la busca incansablemente y al no obtener respuesta de Zeus para que le sea devuelta, amenaza con sumir a la humanidad en la sequía, lo cual para los dioses del Olimpo es muy grave porque se terminarían las ofrendas”, explica Carrillo.

 Finalmente, Hades accede a devolverla, pero antes de que ella salga del inframundo le ofrece unos granos de granada y eso equivale a que una parte del año, la tercera parte, siempre tenga que regresar con él.

 “Tenemos unos años que trabajamos enfocados en el mito y por otro lado, la situación de la mujer es un tema que siempre me ha inquietado. La situación que vivimos las mujeres en esta evolución tan vertiginosa que ha sido a raíz de finales del siglo XIX a la fecha, siempre es una inquietud, cómo hemos avanzado y cómo estamos viviendo una especie de nueva esclavitud a través de la trata y de la persecución”, señala.

 Un motor fundamental para Rocío Carrillo y para la Organización Secreta Teatro es que, a través del mito, encuentren un paralelismo para hablar de las mujeres desaparecidas.

“Cuando trabajamos con el mito nunca es algo literal, es decir, no es como una reconstrucción histórica de un mito griego, lo que he creído a partir del trabajo y las investigaciones es que las figuras arquetípicas siguen vivas en nosotros, como pulsiones, como formas de conducta, de intensidades emotivas. Es de esa manera que lo revisitamos y, por lo tanto, es una de las razones por las que trabajamos el mito con poca palabra o sin palabra porque de esa manera se reconstruye”, expresa.

 ¿Habría que hacer una lectura diferente del papel de Hades?, se le pregunta a Carrillo. “Hades sí tiene que ver con el poder, pero tiene otras connotaciones, nosotros estamos tomando este paralelismo con el poder de la trata, ese poder que es mucho más fuerte que un gobierno porque no ha acabado con esa problemática”, responde.

 -¿Hay una emoción de denuncia en esta puesta?

-Las imágenes míticas despiertan cosas que no son racionales, que son emociones. Hay un exhorto, afortunadamente el arte está abordando esta temática desde muchos frentes y me parece imprescindible que la denuncia esté presente, pero en el caso de Las diosas subterráneas no es principalmente la denuncia, sino mostrar una mirada que sensibilice en cuanto a la profundidad del vínculo madre-hija.

 A partir del confinamiento por el COVID 19, la compañía Organización Secreta Teatro suspendió ensayos presenciales de la obra, pero siguió trabajando en la exploración práctica.

 “Nos llevó a plantear la realización de una versión digital del proyecto que integre escenas videograbadas, imágenes animadas y escenas en vivo. Esto se está llevando a cabo con la participación del videoartista Alain Kerroiu, la diseñadora de vestuario Erika Gómez, los músicos Rosino Serrano y José Luis Esquivel y el cineasta Luisba Fuentes”, indica.

 El elenco de la puesta en escena lo conforman: Alejandro Joan Camarena, Beatriz Cabrera, Mercedes Olea, Alejandro Juárez-Carrejo, Ernesto Lecuona Bacante, Stefanie Izquierdo, Brisei Guerrero, Irasema Serrano y Jonathan Ramos.

 PALOMALas diosas subterráneas se transmite gratuitamente, durante todo noviembre y diciembre, a través del Facebook @fanteatrounam y del canal de Youtube de Teatro/UNAM.

Comentarios:

Destacado:

+ -