Escenario


Cómo entrar y salir de un laberinto: Wonderfox y la salud mental

El colectivo musical colombiano liderado por Isabel Valencia estrena álbum y se dispone a superar los trastornos mentales antes, durante y después de la pandemia con música

Cómo entrar y salir de un laberinto: Wonderfox y la salud mental | La Crónica de Hoy

(Arturo Bengoa_Guayavito) La banda navega en los matices del rock como el alternativo, indie, shoegaze y dream pop.

“Nos han enseñado mucho y siempre sobre la higiene física o corporal, que hay que lavarse las manos o los dientes, bañarse, etcétera. Pero, cuanto se nos ha enseñado sobre higiene mental”, comentó  Isabel Valencia en entrevista con Crónica Escenario.

“¿Cómo se puede salir de este laberinto, teniendo siempre en cuenta que la puerta sigue justo detrás?”, esta es la premisa con que se rige el nuevo álbum y regreso a la escena musical de la cantautora colombiana Isabel Valencia y del proyecto musical que lidera, Wonderfox, agrupación que acumula diez años de existencia.

“Wonderfox sigue siendo un proyecto de crecimiento de evolución, yo creo que al tener más limitaciones creo que en estos momentos complicados son una oportunidad para ver de qué está hecho uno, para pensar más creativamente y tratar de conquistar esas barreras que se presentan, la mente se ve obligada a pensar más, a hacer un esfuerzo aún más grande y por ende los resultados pueden ser bastante sorpresivos, pero satisfactorios”, recordó.

Cómo Entrar y Salir De Un Laberinto en un material discográfico que consta de diez sencillos, cada uno de ellos recargado de un estilo particular que navega en los matices del rock como el alternativo, indie, shoegaze y dream pop, mismo que en su conjunto crea una receta para evaluar la salud mental a través de la música, según cuenta la autora.

Después de casi seis años de ausencia parecía que Wonderfox se habría quedado en el camino sólo con el EP de debut, pero volvió en 2019 con “Creer que puedes, justo antes de poder”, una nueva canción que dio inicio a esta nueva etapa y la promesa de un nuevo disco influenciado por The Cure, Radiohead, Depeche Mode, Siouxsie and the Banshees, por mencionar solo algunas.

Este álbum, del cual la misma autora colombiana fungió como productora de la mano del productor e ingeniero argentino Nicolas Staub, en Los Ángeles, California, demuestra todo el crecimiento y catarsis por parte de Isabel Valencia, desde sus primeros acercamientos a la música con la guitarra a los trece años, su primera banda al estilo de Oasis a los 15 años, hizo coros y tocó la guitarra y el bajo para otros artistas como la legendaria banda colombiana La Pestilencia.

“Mucho antes de tomar en serio la música ya era melómana, no paraba de escucharla, me imaginaba tocando algún instrumento hasta que en el colegio tome clases de guitarra, eran de folclore colombiano el cual no apreciaba en aquel entonces como ahora, me aburri y deje la guitarra bajo la cama, en un castigo que me puso mi mamá porque me porte mal la volví a encontrar y desde entonces no he parado”, dijo.

A palabras de la autora, Cómo Entrar y Salir De Un Laberinto nos narra una historia de cómo alguien puede entrar en un laberinto metafórico, de pensamientos destructivos y oscuros, dudas existenciales, cuestionamientos sobre el ser y el sistema del que somos parte; de cómo hay un desarrollo sobre este estado emocional llegando al pico más bajo, desde luego un desenlace y la reflexión final, no estamos solos.

“Este álbum trata de cuando entré en una situación un poco rara o difícil en mi vida, me vi atrapada en pensamientos un poco oscuros, destructivos y me seguí adentrando en ellos de una manera totalmente inconsciente, caí en depresión  y ataques de ansiedad. Este álbum nace en esta época y fue un instrumento de canalización. La primera parte son preguntas muy existencialistas de las cuales no puedes tener la respuesta siempre pero ya hice las paces; La parte de enmedio del álbum tiene como un poco de rabia, la depresión es como un mantra mal dicho un millón de veces; al final del álbum se percibe un poco de luz, más optimista, la salida de este laberinto”, explicó.

Pareciera que este disco fue pensado para este difícil momento que vive la humanidad, pues el aislamiento generado por la pandemia generó padecimientos mentales, ansiedad, depresión, estrés, entre otros, pero para la cantautora, aunque el mundo esté pasando por una situación complicada el arte no puede parar, es algo que nos conecta con nosotros mismo y con el resto de la humanidad, donde podemos expresar lo que sentimos y además imaginar mundos diferentes, así que para ella el álbum salió en el momento más oportuno.

“El álbum fue planeado y producido en año y medio, se dio orgánicamente, honestamente si lo aplazamos bastante durante este año, no hay un momento ideal para nada pero salió en el momento oportuno, de por sí es nostálgico tenía que ir de acuerdo con la estación del año”, indicó.

Finalmente, Isabel Valencia y Wonderfox consideran que hay que tener calma con lo que respecta a la pandemia, “es una situación complicada, aunque como seres humanos ya queremos salir e ir a conciertos hay que esperar un poco, los eventos presenciales como conciertos son totalmente necesarios y van a regresar, claro  hay formas nuevas de entretenimiento que se están dando ahora pero no igualaran al presencial”, finalizó.

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado: