Nacional


Batallan con furia contra "el muro de paz"

"¡Somos malas, podemos ser peores!", coreaban los pequeños grupos que aún se mantenían en el Zócalo.

Batallan con furia contra

Foto Adrián Contreras

Decenas de mujeres que contuvieron su enojo contra el "gobierno opresor de López Obrador salieron de diversos contingentes desde las 13:30 horas de ayer del Monumento a la Revolución hacia el Zócalo capitalino. A su paso por lo largo de avenida Juárez las distintas protestas contra la violencia de género fueron amenizadas con batucadas, pero apenas llegaban a la Plaza de la Constitución, las manifestantes se dirigían con coraje hacia el llamado "muro de paz" , como denominó la vocería de la Cuarta Transformación a la muralla metálica de más de tres metros de altura para resguardar la casa del Presidente.

Detrás de ese muro, decenas de policías contenían a las mujeres del bloque negro y otras que se aferraban a patadas y martillazos contra las vallas. En respuesta, litros y litros de gas pimienta era dispersado por los policías.

Fue una larga contienda contra el "¡pinche gobierno puto!"

Las mujeres reclamaba al pie del amurallado Palacio Nacional: "¡Un violador no será gobernador!", el hastahg que convocó a miles de capitalinas contra la candidatura al gobierno de Guerrero del senador con licencia Félix Salgado Macedonio, acusado presuntamente de cometer abuso y violación sexual.

Más de seis horas de golpes contra las vallas que no pudieron derribar en su totalidad, aunque algunas lucieron rotas de algunas partes por las que se podía ver rostros de policías que trataban de ocultar con sus escudos.

Más de seis horas de intercambio de objetos de plástico entre manifestantes y policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Una protesta que dejó a decenas de mujeres con lesiones leves e intoxicadas por el gas pimienta que cayó en ojos y boca que se traspasó por cubrebocas y lentes.

A las 19:50 horas, tres horas después del arranque del último continente que salió de la colonia Tabacalera, las patadas  contra las vallas resonaban con fuerza.

"¡Somos malas, podemos ser peores!", coreaban los pequeños grupos que aún se mantenían en el Zócalo.

 

Comentarios:

Destacado:

+ -