Bienestar


La tolerancia al dolor en los jóvenes

A diferencias de la Generación X —aquellos de entre 39 a 53 años de edad—, los "millennials" —de entre 25 y 38 años— expresan mucho menos tolerancia al dolor y piensan que no es necesario sufrirlo, aunque éste sea mínimo

La tolerancia al dolor en los jóvenes | La Crónica de Hoy

Cuando de pronto las personas comienzan su día con la sorpresa de que amanecieron con dolor de rodilla y al siguiente es dolor de cuello y  al tercero el dolor ya se hizo presente en la espalda, es común que se comience por justificar que esas dolencias son porque seguramente ya estás “volviéndote viejo”. Lo cierto es que, aunque el dolor crónico es común entre los adultos mayores, no es una señal de envejecimiento, ya que estos malestares pueden ser a causa de una vida sedentaria, incluso malas posturas al permanecer sentado o haciendo ejercicio.  

Otra gran verdad es que estos malestares también se pueden presentar en los adultos jóvenes resultado del confinamiento por la actual pandemia, ya que para miles de personas, ante el encierro en casa y tener que trabajar en el hogar a fin de reducir la exposición al virus del SARS-CoV-2 y evitar así el riesgo al contagio, se ha registrado un importante incremento de las horas de trabajo o estudio frente a la computadora, así como el uso excesivo del celular y en algunos casos un acentuamiento del sedentarismo o en otros individuos ejercicio excesivo sin supervisión de un profesional, lo que puede ocasionar dolores musculoesqueléticos. 

Ante este panorama los dolores más frecuentes son en la región cervical, espalda, cuello y hombros; debido al esfuerzo excesivo que hace el cuerpo al mantener una mala postura, y sin movimiento, por largos periodos de tiempo.  

En este sentido, un estudio realizado por Bayer Consumer Health resalta que el umbral de dolor es diferente entre individuos que pertenecen a la Generación X —aquellos de entre 39 a 53 años de edad—, y los millennials —los de 25 a 38 años—, ya que estos últimos expresan mucho menos tolerancia al dolor y piensan que no es necesario sufrirlo, aunque éste sea mínimo. 

Por su parte, los adultos de la Generación X consideran que cuando el dolor no es intenso o significativo, se debe tolerar, así como lo hacían las generaciones anteriores.  

Además, se encontró que la diferencia de edades que existe entre ambos grupos de personas origina diferentes tipos de dolor, mientras los millennials son más propensos a sufrir dolores de cabeza a causa del estrés, dolor menstrual, fiebre y resaca; los grupos de mayor edad padecen dolores corporales debido a lesiones y posturas. 

Para tener una idea del número de personas que puede padecer estos malestares, es necesario saber que en nuestro país hay 30 millones de  jóvenes de 25 a 38 años, y alrededor de 43.9 millones de personas de 39 a 53 años, con una diferencia estimada de casi 14 millones de personas más jóvenes.  

Antes del confinamiento por la pandemia de la COVID-19, estos jóvenes en promedio pasaban alrededor de siete horas navegando en internet: celular, laptop o Tablet, es decir que 79 por ciento de esta generación trabaja más de 40 horas a la semana, y más de una tercera parte lo hace por más de 50 horas. 

Y aunque la Generación X muestra una mayor preferencia por la televisión, el tiempo que pasan en el celular para navegar en internet mientras ven la TV es prácticamente la misma que los jóvenes. En ambos casos, es importante tomar en cuenta el sedentarismo al que se han visto sometidos por el gran número de horas trabajando frente a dispositivos electrónicos. 

A lo anterior, hay que agregar que en la cuarentena, ambas generaciones han estado haciendo ejercicio sin supervisión de un profesional, los dolores antes citados se vuelven aún más frecuentes, por lo que se debe tomar en cuenta que realizar ejercicio si un asesoramiento lleva a una mayor probabilidad de lesiones por una mala ejecución técnica, elección de ejercicios contraindicados, desconocimiento de las bases de entrenamiento y sobre entrenamiento y en consecuencia estos dolores provocados pueden llevar al abandono del ejercicio físico. 

Ante ello, la recomendación es poder utilizar antiinflamatorios no esteroideos que ayudan a controlar el dolor cuando éste aumenta su intensidad, ya que tienen un efecto analgésico y también reducen la inflamación, lo cual tiene un doble beneficio, como los que tienen como sustancia activa naproxeno sódico, con gran eficacia para desinflamar y aliviar el dolor de forma rápida hasta por 12 horas.  

Para los dolores de postura, lo más conveniente es: posiciona la pantalla del celular, tablet o laptop en una ubicación ligeramente inferior a los ojos para que las cervicales estén en una posición neutral y no flexionada, mantén una postura relajada y sentarse de forma adecuada, para que la espalda no reciba toda la tensión, realizar breves pausas para levantarte y realizar paseos en casa, estirar suavemente los músculos de vez en cuando para ayudar a aliviar la tensión muscular y de ser posible, realizar ejercicio con supervisión profesional; aunque sea de manera virtual. 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado: